TIPO DE EVENTO: Artículo en prensa

AUTOR: Ignacio Cardona

DIARIO: El Universal

FECHA: 27 de septiembre de 2014

Esta conexión no será construida

September 27, 2014  |  Por: Ignacio Cardona  |  6 Comentarios

Hoy el diario El Universal nos ha publicado este artículo, puedes verlo AQUÍ.  Sin embargo, dado que Tiene un par de errores menores, eso que los periodistas llaman. “El duendecillo de la imprenta” anexamos aquí la versión original sin equívocos.

Esta conexión no será construida

Hemos tenido una incapacidad para ponernos de acuerdo en un modelo de ciudad más compacta, más mezclada y donde las posibilidades de caminar abran espacios para el desarrollo creativo de sus ciudadanos; en fin, una ciudad más sostenible.

 Ignacio Cardona / El Universal

Nos encontrábamos en la azotea de un edificio comercial. Desde allí se puede ver la vereda de un importante barrio caraqueño, y desde su planta baja se puede salir a un espacio público de la ciudad. Los que habitan en ese barrio deben recorrer largas e incómodas distancias para salir cuando pudieran utilizar el edificio como pasaje vertical; sería tan sencillo como construir un pequeño puente para pasar desde la vereda del barrio a la azotea, luego recorrer el edificio, incluso comprar en sus tiendas, para salir por su planta baja y conectarse con el resto de la ciudad.

Habíamos trabajado el tema en la Universidad Simón Bolívar, junto a Lorenzo González-Casas y Rodrigo Guerra, en un curso que llamamos Delirious Petare, los estudiantes desarrollaron mas de 25 proyectos de arquitectura para facilitar conexiones peatonales entre el barrio y la ciudad. Teníamos las ideas frescas y con deseos de promoverlas en la realidad.

De manera que conversé sobre el tema con el grupo de personas con quienes me encontraba reunido en esa azotea. El propietario del edificio se animó, el área está subutilizada y podría colocar allí unas canchas deportivas y una churuata para hacer piñatas. Y así tendría mayor flujo de compradores dentro de su edificio.

Un miembro de la comunidad alzó su voz, le emocionó la posibilidad de tener ese beneficio tan cerca, “nos evitaría recorrer grandes distancias para salir del barrio”, dijo, “y la comunidad se convertiría en protector del edificio”.

Un funcionario del gobierno local asintió que sin utilizar las arcas municipales se podría resolver un problema de conectividad a muchas habitantes de ese barrio.

Pero revisamos la ordenanza y ella no permite realizar el proyecto. Según la norma, para poder aumentar esos metros cuadrados de área habitable en el edificio se deben sumar 12 puestos de estacionamiento y no hay espacio para ello. Esta ordenanza data de 1974, cuando dominaba el vehículo privado como paradigma de movilidad y desarrollo; sin embargo, las personas que disfrutarían de este pasaje vertical lo harían a pie, tal y como se mueven hoy en día.

Pero el ingeniero municipal es correcto y precavido, no puede aprobar un proyecto que viole la norma. Seguramente, amigo lector, usted tampoco lo haría; así que, de momento, esta oportunidad no podrá ser construida.

El relato, ocurrido en uno de tantos puntos de inflexión entre Caracas y uno de sus asentamientos informales, es apenas un ejemplo de lo que suele acontecer en Venezuela con los proyectos urbanos de este tipo. Y las limitaciones van mas allá de la normativa, se trata de la incapacidad que hemos tenido para ponernos de acuerdo en un modelo de ciudad más compacta, más mezclada y donde las posibilidades de caminar abran espacios para el desarrollo creativo de sus ciudadanos; en fin, una ciudad más sostenible. Y donde la arquitectura sea, más que una sucesión de piezas aisladas, una oportunidad para vincular.

6 Comentarios

  1. arq. PEPE DIAZ GUAL says:

    Un poquito de voluntad politica basta para aprobar erstas iniciativas en Camara Munpal menos miedo/ mas accion y un muchas ganas de unirnos los que generamos ideas y soluciones podrian abrir el camino para que yo lector “SI” lo apruebe.”Se hace camino al andar”. El problema parece ser que nos rendimos sin pelear!

  2. Irma Lovera says:

    Sería bueno que agregarán un dibujo, gráfico o foto para poder imaginarnos como funcionaria eso. Por otra parte pienso que el área que se agregaría no es “habitable” por lo tanto no debe computarse y así si se podría ejecutar el proyecto. Que me dicen?

    • Ignacio Cardona says:

      Hola Irma… la verdad en este caso no hubo gráfico, fué apenas una idea surgida al calor de una conversación en la azotea del edificio. De todos modos, aquí podrás ver algunas imágenes del curso DELIRIOUS PETARE que dictamos en la Universidad Simón Bolívar que muestra ideas, en otro lugar, y de carácter académico: https://www.arepa.info/delirious-petare/#.VC2poSldVyg

  3. grecia blanco says:

    allí, en el tema de las ordenanas y de la gestión pública municipal es donde más tenemos que trabajar, porque es la piedra más dura de roer…. Es relativamente fácil demostrarle al ciudadano de a pie el salto cuántico que significan acciones como la propuesta, pero llevamos siglos de atraso en la visión que nuestros funcionarios tienen de su propio rol como servidores públicos

    • Ignacio Cardona says:

      Super Grecia… ¿cómo estas?… En este caso escribe Ignacio, tu amigo (jejeje)… comparto contigo que el trabajo importante para transformar la ciudad está en los gobiernos locales.