TIPO DE EVENTO: Peatonalización Calle La Paz – Petare

PROMOTOR: Alcaldía Metropolitana de Caracas / Consejo Comunal del Casco de Petare

FECHA: Diciembre – 2008

COORDINADOR: Ignacio Cardona

INSPECCIÓN DE OBRA Y ARQUITECTURA: Ignacio Cardona, Isaac Estranislao, Ana Armas, Melina De Oliveira, Stephanie Batikoff, Denise Preschell y Alexandra Paty.

Diseño Participativo – Calle La Paz

January 3, 2009  |  Por: Ignacio Cardona  |  1 Comentario

La experiencia de la Calle La Paz nos permitió evidenciar la importancia de un ensanchamiento ecuatorial entre las necesidades sentidas de las comunidades y las necesidades normativas del equipo técnico que desarrolla un proyecto. Estas ideas esbozadas por Maritza Montero habla de una metodología que permita darle valor al escuchar al momento de desarrollar un proyecto a la par que se conversan las ideas con el objetivo de lograr el proyecto que mejor resuelve todos los deseos que este envuelve.

 La Calle La Paz es el corredor vial que da acceso al Casco Histórico de Petare desde su fundación en 1621. Se trata de un tramo de 97 metros lineales que supera 9 metros de altura entre la avenida Francisco de Miranda (el corredor urbano mas importante de Caracas) y las pequeñas calles tradicionales del casco histórico. Por ella transitan mas de 120.000 personas diarias por unas aceras que no superaban ochenta centímetros de ancho por lo que el peatón desbordaba el área de la calzada vehicular complicando toda la movilidad de la zona. Al mismo tiempo, la intensidad de flujo hace de esta calle un corredor comercial muy atractivo, se trata de una calle flanqueada por comercios en sus plantas bajas.

 Cuando fuimos convocados a intervenir esta calle recibimos un proyecto que buscaba el asfaltado de la calle, más del 80% del presupuesto estaba asignado a reparar el programa vehicular de la calle. De manera que el primer ejercicio trató de una serie de talleres participativos donde la conclusión de peatonalizar la calle, desde la mirada comunitaria, era obligada. Se trataba de aumentar las partidas de obra asignadas al trabajo de las aceras para que se llevaran el 100% de intervención en este tramo de la propuesta. Vale mencionar que la intervención incluía el asfaltado de otras zonas de la Redoma de Petare.

2009 02 FEBRERRO 11 B

Pero el equipo técnico de especialistas en movilidad no estaban completamente convencido de eliminar el flujo vehicular de esta calle. Existía una precaución razonable de no suprimir una ruta vehicular en una zona ya colapsada. De manera que la primera intervención estuvo en el campo de la arquitectura efímera, con pintura amarilla (que simboliza intervención vial en la lógica venezolana) demarcamos las zonas que podrían ser de tránsito exclusivamente peatonal, adicionalmente utilizamos conos movibles para suprimir el tránsito vehicular por apenas una semana. La comunidad fue muy activa en acompañar esta estrategia de intervención súbita que permitiría evaluar el nivel de colapso vehicular a partir de peatonalizar la calle. La disponibilidad de recursos para hacer la obra impedía esperar los tiempos que nos ofrecían los especialistas de análisis vial, de manera que la idea de probar en campo las consecuencias de la operación urbana se convirtió en el método para promover y llegar a acuerdos sobre la peatonalización de la calle.

Una vez acordada la peatonalización de la calle, aparecieron los comerciantes formales como actores fundamentales. Afortunadamente experiencias caraqueñas, como la peatonalización del Bulevar de Sabana Grande en la década de los ochenta del siglo pasado, nos había enseñado que una calle peatonal podría ser mas productiva para los comerciantes. Además que la peatonalización había estado sucediendo ya de facto. Pocos viajeros en vehículo automotor transitaban por una calle completamente “invadida” de peatones (invadida así, entre comillas, porque era lógico pensar que una ruta donde mas del 90% de los viajes se hacían a pie, transformara sus suelos en el uso exclusivamente peatonal).

Luego, el trabajo de diseño participativo con los comerciantes de la calle fue fantástico. Teníamos la oportunidad de diseñar la calle a medida que la construíamos. De manera que entregamos unos cuartones de madera a cada comerciante y, con nuestro acompañamiento, cada uno colocó en su frente los cuartones definiendo el que sería el “suelo de intercambio” entre la calle y su comercio. Con el topógrafo de la contratista íbamos georereferenciando cada suelo y el uso de herramientas digitales permitió ir conectando cada suelo de la manera más eficiente posible.

Aquel que ha diseñado una escalera en un barrio conoce lo difícil que es lograr que cada acceso a local tenga su suelo de llegada y, al mismo tiempo, vayan ocurriendo los escalones diseñados bajo la norma. Adicionalmente, se agregaron rampas para facilitar el tránsito de discapacitados.

lamina para blog

FASE 1: Intervención Súbita de rutas peatonales. FASE 2: Definición de “suelos de intercambio” por parte de comerciantes. FASE 3: Articulación de recorrido para promover la movilidad sin barreras. ABAJO: Algunos momentos en la construcción de la calle peatonalizada a partir del diseño participativo.

El resultado formal de la Calle La Paz nos sorprendió a todos. No se trataba de una propuesta que ninguno hubiese pensado, fue el resultado de ir articulando cada una de las necesidades de cada uno de los actores implicados a través del diseño. El resultado formal no pertenecía a las lógicas pensadas desde la lógica exclusivamente arquitectónica, tampoco era el resultado de la solicitud formal expresamente comunitaria, mucho menos el resultado de un diseño automático en el uso de la computadora, menos aún la traducción literal de lo que exigen las normas de movilidad. Ella fue el resultado de una combinación, duramente dialogada, entre todas esas lógicas para producir una morfología inédita un híbrido que ninguno había pensado pero al mismo tiempo pertenece a todos.

iPo_120507-3

Calle La Paz – proyecto definitivo – PLANTA

Vista Norte b

Calle La Paz – Vista Norte – Antes y Después

Vista SUR b

Calle La Paz – Vista Sur – Antes y Después

El proyecto fue publicado en el libro IDEA PROYECTO Y OBRA: Arquitectura reciente en Venezuela, editado por la fundación espacio en 2013, en el marco del capítulo Petare como Proyecto que unifica una serie de intervenciones  que construyen un sistema de espacios públicos en torno a la Redoma de Petare. Aquí está la Calle La Paz (CLP) enmarcado en dicho sistema: PPET_PLANTA 14 12 02

 

 

1 Comentario

  1. Kaylana says:

    I do enjoy the manner in which you have presented this specific situation and it does give me personally a lot of fodder for conirdesation. However, because of what I have seen, I just wish when other comments pack on that people today stay on point and in no way start upon a soap box regarding the news of the day. Anyway, thank you for this superb point and even though I do not necessarily agree with this in totality, I respect your point of view.